martes, 18 de julio de 2017

STS UD 21/06/2017 (Rec. 157/2016): LA APLICACIÓN DE COEFICIENTES REDUCTORES EN LA EDAD DE JUBILACIÓN DE LOS TRABAJADORES FERROVIARIOS NO ES INVOCABLE EN DEMANDA INDIVIDUAL SINO EXISTE UNA PREVISIÓN REGLAMENTARIA EXPRESA


PONENTE:  DE CASTRO FERNÁNDEZ
Coeficientes reductores de la edad de jubilación. Trabajadores ferroviarios. No cabe reclamación judicial de reconocimiento del coeficiente para actividad no expresamente incluida en el art. 3.1 del RD 2621/1986, pues tal régimen es excepcional y no puede ser objeto de interpretación extensiva o analógica. Ha de seguirse el procedimiento previsto en el RD 1698/2011, a instancia de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas. Estimación del recurso
ID CENDOJ STS  2709/2017




* SUPUESTO DE HECHO Y MARCO JURÍDICO APLICABLE (FUNDAMENTO DE DERECHO SEGUNDO):
1.- Los datos sobre los que esta Sala ha de efectuar el enjuiciamiento de la cuestión suscitada en este trámite, son los siguientes: a) los accionantes son trabajadores ferroviarios -inicialmente para RENFE y posteriormente para ADIF- con categoría profesional de Conductor de Vagoneta Móvil [nivel 5]; b) los mismos tienen reconocido - de acuerdo a la Normativa Laboral de aplicación- el complemento «plus de peligrosidad»; c) en fecha 21/Mayo/14 solicitaron el reconocimiento del coeficiente reductor del 0,10 establecido en el art. 3.1 RD 2621/1986 , que le fue negada porque su categoría profesional no está expresamente contemplada en el referido precepto; y d) la sentencia recurrida declara el derecho pretendido, basándose en la triple consideración de que la lista proporcionada por el referido precepto es «numerus apertus», que las funciones realizadas por los actores «guardan suficiente similitud con las propias de las categorías sí contempladas en el Real Decreto» y que el «apoyo en la literalidad del precepto discutido» comporta un «rigorismo excesivo».
2.- En el plano estrictamente normativo resulta obligado punto de partida atender a la previsión del art. 3.1 RD 2621/1986 [24/Diciembre ], por el que se integra en el RGSS el Régimen Especial de Trabajadores Ferroviarios, y que atribuye el cuestionado coeficiente reductor del 0,10 -entre otras categorías profesionales que ninguna relación guardan con la de autos- a las siguientes: «... Maquinista Principal, Maquinista Tracción Eléctrica, Maquinista Tracción Diésel, Ayudante de Maquinista Tracción Eléctrica, Ayudante de Maquinista Autorizado Tracción Eléctrica, Ayudante de Maquinista Tracción Diesel, Ayudante de Maquinista Autorizado Tracción Diesel ... Operador principal de Maquinaria de Vía, Operador Maquinaria de Vía, Ayudante de Maquinaria de Vía, Ayudante de Maquinaria de Vía Autorizado ...». Relación que se cierra con la indicación de que «Lo dispuesto en los párrafos anteriores será de aplicación también a las categorías extinguidas que, con distintas denominaciones y/o con idénticas funciones, han precedido a las actualmente vigentes».
3.- La visión no sería completa si no se atendiese a las previsiones contenidas en el RD 1698/2011 [18/Noviembre], por el que se regula el régimen jurídico y el procedimiento general para establecer coeficientes reductores y anticipar la edad de jubilación en el sistema de la Seguridad Social, y en cuyo desarrollo son reveladores las siguientes afirmaciones del legislador reglamentario: a).- El «procedimiento general de aprobación de coeficientes reductores de la edad de jubilación en los distintos sectores y ámbitos de trabajo.... exige la realización previa de estudios sobre siniestralidad en el sector... el establecimiento de coeficientes reductores de la edad de jubilación, que sólo procederá cuando no sea posible la modificación de las condiciones de trabajo, conllevará los ajustes necesarios en la cotización para garantizar el equilibrio financiero... » [Exposición de Motivos]; b).- Cuando de «los estudios llevados a cabo en un colectivo o sector laboral se desprenda que ... existen excepcionales índices de penosidad, toxicidad, peligrosidad o insalubridad y, asimismo, acusen elevados índices de morbilidad o mortalidad en el desarrollo de su actividad... se entenderán cumplidos los requerimientos exigidos en la legislación, respectivamente, para la reducción de la edad de acceso a la jubilación» [Exposición de Motivos]; c).- El procedimiento «podrá iniciarse» de oficio -por la Secretaría de Estado de la Seguridad Social- o a instancia de los empresarios y trabajadores -por cuenta ajena o propia- a través de las organizaciones empresariales, sindicales o de autónomos más representativas a nivel estatal, y en todo caso se proclama que «las empresas o los trabajadores por cuenta ajena o por cuenta propia, considerados individualmente, no estarán legitimados para instar el inicio de las actuaciones» [art. 10]; d).- Tras ello -instancia legitimada- se abre una fase previa en la que la Secretaría de Estado de Empleo, con la colaboración de otros organismos, llevará a cabo un estudio sobre la concurrencia de los supuestos que permiten determinar esos coeficientes o rebajar la edad [art. 11]; y e).- Posteriormente, si se deduce la necesidad de establecer coeficientes reductores de la edad o de adelantar la edad de jubilación, la Secretaría de Estado de Empleo lo pondrá en conocimiento de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, la cual, efectuados los estudios e informes que considere necesarios, «podrá iniciar los trámites, siguiendo al efecto los previstos en el artículo 24 de la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno , para que mediante Real Decreto, dictado a propuesta del Ministro de Trabajo e Inmigración, la edad mínima exigida en cada caso pueda ser rebajada, en un determinado sector o actividad, con indicación de las escalas, categorías o especialidades que resulten afectadas» [art. 12].
4.- Las anteriores indicaciones legales -RRDD 2621/1986 y 1698/2011- llevan inevitablemente a la estimación del recurso y a la revocación de la sentencia del Tribunal Superior, como acertadamente sostiene el Ministerio Fiscal. Porque no cabe la menor duda de que el régimen de anticipación de la ordinaria edad de jubilación para determinados colectivos en razón a «actividades profesionales cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, tóxica, peligrosa e insalubre y acusen elevados índices de morbilidad o mortalidad», que ha de ser «rebajada por Real Decreto, a propuesta del titular del Ministerio de Empleo y Seguridad Social» [ art. 206 LGSS /2015; art. 161 bis LGSS/1994 ] y ello tras el proceso administrativo que sucintamente acabamos de relatar: a).- Integra un supuesto de índole igualmente excepcional y como tal se rige por la previsión contenida en el art. 4.2 CC , relativa a que «las leyes... excepcionales ... no se aplicarán a supuestos ... distintos de los comprendidos expresamente en ellas» (así, para otras disposiciones, igualmente excepcionales, las SSTS 23/07/96 -rcud 106/96 -; 07/07/97 -rcud 3621/96 -; 10/11/04 -rcud 5837/03 -; y 10/06/15 -rco 178/14 -); b).- Sentando ello, y siendo innegable que la concreta actividad profesional de los accionantes -Conductor de Vagoneta-automóvil- no se halla expresamente prevista en la larga relación de profesiones ferroviarias que enumera el art. 3.1 del RD 2621/1986 , no es menos evidente que la decisión recurrida desconoce la indicada previsión del art. 4.2 CC cuando atribuye el derecho reclamado basándose en que la aplicación literal de aquel precepto reglamentario goza de «rigorismo excesivo», porque -se argumenta- los cometidos laborales de los demandantes «guardan suficiente similitud» con otras referidas en tal norma y por ello merecen igual tratamiento; c).- En todo caso, solicitar -los trabajadores individuales- en vía judicial el reconocimiento de coeficiente reductor de la edad de jubilación para una actividad no expresamente contemplada en el RD 2621/1986, so pretexto de identidades funcionales, similitudes o analogías [inviables, salvo el supuesto singular de «categorías extinguidas» a que se refiere la norma y que obviamente constituye la única fórmula abierta del precepto], supone burlar el procedimiento legalmente establecido, desconocer la legitimación correspondiente a las organizaciones sindicales más representativas y prescindir de la potestad -exclusivamente administrativa- para declarar el derecho. Indebido defecto que -como es lógico- cabe predicar de la sentencia que accede a la pretensión”.