martes, 18 de julio de 2017

STS UD 20/06/2017 (Rec. 2667/2015): EN CASO DE CONTRATOS A TIEMPO PARCIAL EL LÍMITE DE GARANTÍA DEL FOGASA SE APLICA A PRORRATA


PONENTE:  LOPEZ GARCIA DE LA SERRANA
FOGASA. Contratos a tiempo parcial. Salario para el cálculo de sus obligaciones se computa el salario real, siempre que sea inferior al duplo del SMI que es el tope. En contratos a tiempo parcial ese límite del duplo del SMI se reduce en igual porcentaje que la jornada laboral pactada
ID CENDOJ STS  2684/2017



Se aborda en este pronunciamiento el debate relativo a si los límites de garantía del FOGASA establecidos en los apartados 1 y 2 del art. 33 ET respecto al SMI en el caso de beneficiarios con previo contrato a tiempo parcial se aplican íntegramente o a prorrata.
Es esta una cuestión que ha dado lugar a variados pronunciamientos de TSJ, no siempre en forma coincidente. Así, habían optado por la aplicación de la proporcionalidad sobre la jornada, entre otras, la SSTSJ Aragón 13.05.2015 –Rec. 264/2015-, 23.09.2015 –Rec. 491/2015-, Asturias 05.05.2015 –Rec. 889/2015-, Castilla y León –Burgos- 11.04.2016 –Rec. 173/2016-, 13.04.2016 –Rec. 173/2016-, Comunitat Valenciana 18.12.2008 –Rec. 884/2008- y Cataluña 07.06.2016 -Rec. 898/2016-. Por contra, se decantaron por la aplicación del SMI íntegro las SSTJ Galícia 13.11.2014 –Rec. 1364/2013- y Cataluña 06.02.2016 -Rec. 2808/2015-, 02.03.2016 -Rec. 6889/2015- Y 20.06.2016 -Rec. 2096/2016-.
En el pronunciamiento analizado el TS aplica el principio pro rata temporis, en forma tal que el SMI aplicable deviene proporcional a la jornada vigente a lo largo del contrato que da lugar al crédito.

* FUNDAMENTO DE DERECHO SEGUNDO:
La cuestión planteada, si para el cálculo de la obligación de pago del FOGASA se computa en todo caso el límite del doble del SMI vigente o si ese límite debe reducirse en la misma proporción que la jornada laboral en los casos de beneficiarios con contrato a tiempo parcial, no ha sido abordada directamente por esta Sala, sino indirectamente, como "obiter dicta" en sus sentencias de 28 de mayo de 1998 (R. 3462/1997 ) y de 29 de septiembre de 2011 (R. 586/2011 ). En estas sentencias se empieza, al igual que en la de 31 de mayo de 2011 (R. 3581/2010 ), afirmando que la regla de interpretación literal y lógica es la de que se computa el salario real siempre que no exceda del límite fijado al mismo, doble del SMI, sin que, cuando el salario real sea inferior al duplo del SMI quepa incrementar el salario computable hasta el tope máximo, pues se quebraría la garantía reconocida y se daría más de lo garantizado "convirtiéndose la insolvencia de la empresa en un premio o plus a favor del trabajador. Seguidamente, las dos primeras sentencias citadas añaden «Y aun cabría añadir otro argumento de resistencia a las soluciones contrarias a la lógica, como se daría respecto del trabajador con contrato a tiempo parcial, con la consiguiente reducción del salario, que vería favorecida su situación sobre el trabajador a tiempo completo.», argumento que se formula para robustecer la conclusión de que debe computarse el salario realmente percibido.
Este criterio interpretativo, sentado "obiter dicta" debe mantenerse añadiendo otras razones que hace la sentencia recurrida con acierto. En efecto, los Reales Decretos que anualmente fijan el importe del SMI para cada año vienen señalando en el párrafo tercero de su artículo 1 que el SMI "si se realizase jornada inferior se percibirá a prorrata", pudiéndose citar en tal sentido el RD 1717/2012 , vigente cuando se declaró la insolvencia, así como los anteriores (RD 1888/2011) y los posteriores, como el RD 1171/2015 y el RD 742/2016. Por ello, una interpretación lógico sistemática de esos Reales Decretos y del art. 33 del ET nos muestra que cuando el legislador dice SMI se está refiriendo al que corresponde a una jornada completa y que cuando se trabaja a tiempo parcial el SMI que corresponde con arreglo a la norma debe reducirse en el mismo porcentaje que la jornada de trabajo”.